Reina de las Gemas

Oficialmente las perlas son las piedras preciosas más antiguas del mundo que empezarón a tener exito mucho antes de la aperición de la historia escrita
y que sólo los miembros de la familia real tenían el derecho exclusivo y la oportunidad de llevar puestas.

Hasta el principio del siglo 20, el único modo de recolectar las perlas era el labor cuidadoso de los buzos que arriesgaban sus vidas en profundidades de hasta 100 pies para localizar las ostras con perlas.

Kokichi Mikimoto, hijo de un fabricante japonés de noodles, creó la primera perla cultivada del mundo en 1893 usando el método de introducción de un concentrado especial en la ostra para estimular la formación de la perla.
Las perlas de Mikimoto Akoya se usan aún hoy en día por la joyería que lleva el mismo nombre y son renombradas por su brillo único y sus colores excepcionales, que se extienden del blanco, crema y rosado a un rosa plateado.

pearls13 pearls14

‘La mujer necesita llevar muchos collares de perlas,’ declaró Coco Chanel, que raras veces y por simple casualidad se podía ver sin collares de perlas en el cuello.

pearls20

Ella impresionó a señoras de alta sociedad mezclando los materiales preciosos con piedras de imitación.   También sorprendió con la nueva moda de combinar sus perlas con ropa diaria. En gran parte gracias a su apoyo, la tendencia de llevar joyas con ropa de traje se hizo popular y muchas mujeres empezarón a llevar joyas de perlas de imitación, hechas de plástico especial o de cristal.

©CHANEL ©CHANEL

Tradicionalmente, las perlas destacaban por la uniformidad en su tamaño y su color pero ahora parece que el estilo de vanguardia tiene más valor. Las perlas de colores vibrantes y con formas extrañas están siendo incorporadas en joyas únicas por  joyeros, renombrados por su creatividad.

Hoy en día las perlas naturales son unas de las piedras más raras del mundo. De tal modo, su suministro casi completamente mermado significa que las perlas se encuentran con muy poca frecuencia y sólo en los mares de Bahrain y Australia. La escasez de las perlas naturales se refleja en los precios que representan en la subasta. Los collares de perlas antiguos y pendientes se venden por sumas excepcionales.

Collar de perlas naturales de Mikimoto formado de un trío de perlas naturales más raras del mundo: perlas de almeja gigantesca, perlas “melo melo” y perlas de la concha acentuadas por unos diamantes.

Mikimoto Naturale pearl necklace featuring a trio of the world’s rarest natural pearls - a giant clam pearl, a melo melo pearl and a conch pearl - accented with diamonds.

Mikimoto Naturale pearl necklace featuring a trio of the world’s rarest natural pearls – a giant clam pearl, a melo melo pearl and a conch pearl – accented with diamonds.

Si pensaban que las perlas se usan sólo por las mujeres, entonces deberían de pensarlo de nuevo. Las perlas son menos brillantes que otras puedras preciosas. De tal modo, estas bolitas lustrosas han también encontrado su sitio en la joyería masculina.

Shamballa Jewels Orb bracelet set with a Tahitian pearl and black diamond pavé.

Shamballa Jewels Orb bracelet set with a Tahitian pearl and black diamond pavé.

Set de pulsera de “Shamballa Jewels Orb” perlas de Tahití y pavé de diamantes negros.

Elegant Theo Fennell pearl cufflinks in yellow gold set

Elegant Theo Fennell pearl cufflinks in yellow gold set

Elegantes gemelos de perlas de “Theo Fennell” en set de oro amarillo con rubíes.

Incluso hoy, el arte de saber llevar perlas naturales, cultivadas o sólo de imitación destaca la elegancia y la clase del que las lleva.

pearls